Masajes Para Después De Hacer Ejercicios

¿Eres una persona atlética que le gusta salir a caminar, correr, o pasar parte de su día en un gimnasio?, es natural entonces que te ocurra de vez en cuando un ligero, pero constante dolor en los músculos en los cuales trabajaste, a veces duele tanto hasta el punto que no puede continuar haciendo el ejercicio.

Para eso lo mejor después de un largo día de trabajo, es tomar un buen y relajante masaje para después del ejercicio, de esta manera no solo tendrás un cuerpo envidiado por los dioses, sino que además podrás lograr niveles de relajación en cuerpo y mente.

¿Cómo son los masajes para después de hacer ejercicio?

A todos nos ha pasado que luego de practicar algún deporte como el fútbol, o estar parte del día realizando alguna rutina de entrenamiento auto-impuesta nos termine doliendo hasta la memoria de solo recordar la palabra ejercicio, este dolor tan constante es a raíz del calentamiento y esfuerzo ejercido en los músculos.

Si bien a largo plazo es beneficioso ese dolor para nuestro cuerpo, mientras este se acostumbra debemos buscar métodos para poder seguir haciendo ejercicios sin desfallecer en el intento por el dolor, y una buena manera de lograr eso es con los masajes para después del ejercicio.

Estos masajes están diseñados para relajar los músculos tensos por el ejercicio, y aliviar a su vez el dolor del cuerpo, o incluso en casos de sufrir alguna lesión como un moretón a raíz de un balón, o una tensión del musculo por el mal calentamiento, estos ejercicios pueden ser muy útiles.

Existen distintos tipos de masajes, algunos incluso los puedes realizar tú mismo desde casa, en todos los casos recomendamos usar cremas relajantes o realizarse una rutina que relaje los músculos y ayude al masaje a surtir mayor efecto.

Si bien como mencionamos existen varios tipos de masaje, la mayoría se enfocan en los brazos y piernas que por lo general son las zonas donde sentimos más dolor luego de hacer ejercicio, por lo general estos masajes sirven para todo el cuerpo pero son más utilizados en estas zonas.

Para realizar un masaje, debes comenzar con una pequeña presión aplicada a la zona afectada, ve variando en el nivel de presión ejercida y luego puedes realizar pequeños golpecitos en la zona de manera suave, esto estimula la circulación del cuerpo y acelera la respuesta del mismo para combatir el dolor.

Si tienes la oportunidad de ir a un centro de bellezas, puedes pedir los masajes con piedras calientes, lociones y demás con el fin de relajar lo más posible el cuerpo y los músculos, los profesionales en el área saben que puntos presionar para aliviar las zonas de dolor y lograr la rehabilitación del musculo.

Ya sea amasar o usando la presión de puño o incluso la fricción como técnicas para relajar los músculos recuerda siempre que el objetivo es aliviarlos mientras los mismos se van enfriando para así desarrollar un efecto anestésico en el cuerpo y el área adolorida.

Contenido relacionado

Deja un comentario